Sobre nosotros y nuestros objetivos

Somos un grupo de investigadores de varias disciplinas con larga experiencia trabajando por el desarrollo económico del Perú. Este país andino tiene una geografía muy difícil, no sólo por sus montañas imponentes, sino también por su selva tropical muy densa, que cubre aproximadamente la mitad de su territorio. Nuestros viajes por las diversas y muy variadas regiones en el Perú nos han permitido apreciar la belleza y el potencial para el desarrollo de este país. Todo esto, unido a las demandas de políticas de descentralización, y la creciente conciencia de la importancia de preservar el medio ambiente nos lleva a buscar alternativas de desarrollo en base a profundizar el conocimiento de la geografía que en el Perú muestra una complejidad extraordinaria. Esto es un reto muy grande que requiere estudios multidisciplinarios muy serios.

El inspirador de la idea de descentralizar el país a través de su llamado plan "Peruvía" es el ingeniero Alfonso Rizo-Patrón, que durante su gestión como Ministro de Fomento y Obras Públicas entre 1959 y 1960 contrató a prestigiosas empresas consultoras extranjeras para realizar estudios sobre la región central del Perú y sus posibilidades de desarrollo. Una de estas empresas fue la compañía canadiense Hunting Associates que con técnicas avanzadas para su época realizó los primeros levantamientos cartográficos correctos del río Mantaro en su desembocadura con el Río Apurímac y de la cuenca del Cutivireni. Al estudiar fotos aéreas de la zona en pares estereográficos, el ingeniero Rizo-Patrón descubrió en 1961 el puente natural conocido más grande del mundo sobre el río Cutivireni, uno de los fenómenos naturales más extraordinarios del país, hasta ahora poco conocido.

Una de las actividades económicas consideradas en el plan Peruvía y que ofrece mucha esperanza para el futuro de Perú es el turismo. Esta actividad es ya importante principalmente en la región de Cusco, llamada la capital arqueológica de América debido a los impresionantes restos de una cultura andina que se adaptó de una manera muy admirable a las dificultades extraordinarias planteadas por la geografía. Sin embargo, hay muchos otros territorios atractivos en Perú, tanto desde el punto de vista de la arqueología como de la belleza natural y la biodiversidad que no se han sabido desarrollar para beneficio de la mayoría de los peruanos. Uno de nuestros objetivos inmediatos es utilizar las nuevas tecnologías en el campo de la geografía automatizada para identificar y hacer conocidas estas regiones en el mundo a través del Internet. Para este propósito desde el año 2000 hemos organizado diez expediciones aéreas y/o terrestres a lugares previamente inexplorados o poco conocidos, el primero de ellos a la zona del puente natural. Muchos de los aspectos destacados de estas expediciones se divulgan en este sitio web con centenares de imágenes y algunos videos.

Un objetivo de más largo plazo de nuestro grupo es desarrollar nuevos criterios para el desarrollo económico del turismo, en un país que sufre de una serie de problemas que inhiben la inversión en este campo. Una de las razones principales por las que el turismo está poco desarrollado en el Perú es que no existe la infraestructura adecuada para este propósito. Los caminos existentes en muchos lugares de la sierra son muy peligrosos, y además, muchos sitios arqueológicos importantes son solamente accesibles por largas caminatas, tales como los sitios importantes en la Provincia de Yauyos, y otros en diversos lugares del país. En el caso de la selva, los obstáculos son de diversa naturaleza, pero aquí el problema es aumentado por el hecho de que la construcción de caminos tiene un impacto muy dañino sobre el ambiente delicado de esta región de extraordinaria biodiversidad.

Ahora bien, el gran progreso tecnológico en los países desarrollados ofrece nuevas posibilidades para el planeamiento y desarrollo de la infraestructura y medios de transporte adecuados para poder ofrecer a los turistas un acceso mucho mejor a los múltiples lugares donde pueden admirar las maravillas que el Perú tiene que ofrecer al mundo. En el campo de la informática, las técnicas modernas de los Sistemas de Información Geográfica y de análisis de imágenes de satélite son herramientas potencialmente importantes para diseñar el desarrollo regional en nuestros ambientes complejos. En el negocio del transporte un ejemplo notable de innovación está dado por la compañía Zeppelin de Alemania que ha rediseñado recientemente su legendario dirigible de estructura rígida. Este vehículo es ideal para el transporte turístico en el área de la selva, hasta una altitud de 2400 metros debido a su estabilidad, maniobrabilidad y bajo nivel de ruido, aparte de su gran autonomía de vuelo debido a su bajo consumo de combustible. Otros lugares en el Perú pueden requerir vehículos diseñados óptimamente para el transporte fluvial, para sacar provecho de la abundancia de los ríos navegables; otros pueden requerir transporte por helicóptero, donde es demasiado alto para los dirigibles y donde carreteras adecuadas no pueden ser construidas, etc. En cada caso, se debe tener mucho cuidado de no causar consecuencias negativas para el medio ambiente. Pero esto es hoy más y más factible dado que los avances de la tecnología ofrecen muchas alternativas para medios de transporte "ecológicos".

Otro campo promisorio para el desarrollo económico se relaciona con la gran biodiversidad que se encuentra en este país. Aunque la explotación de este recurso natural requiere mucho cuidado debido a la necesidad de mantener los delicados equilibrios ambientales, hay muchos productos que pueden ser muy rentables. Las hierbas medicinales, muchos tipos de frutas y plantas nutritivas, centenares de especies de madera, tienen que ser estudiados a fondo para encontrar las maneras de hacerlos disponibles en los mercados mundiales económica y sosteniblemente. El conocido científico Antonio Brack, descendiente de inmigrantes europeos que colonizaron una zona de la selva central, es una de las personas en este país que con autoridad propugna de forma insistente este tipo de desarrollo a través de sus trabajos científicos y programas de televisión.

Todo esto requiere un esfuerzo concertado para realizarse. Sólamente si esto es trabajado por gente de buena voluntad y mucha imaginación en un esquema de cooperación internacional podemos hacer frente a los desafíos actuales en un mundo en que aumenta el malestar social debido a la asignación de recursos ineficaz y a la distribución poco equitativa de la riqueza.

Finalmente, en el Perú hay un problema social extremadamente grave. En el caso de la selva alta esto está relacionado con el problema interdependiente de la tala indiscriminada de árboles, el narcotráfico y el terrorismo, que está destruyendo el territorio ancestral de las principales etnias que originalmente han habitado estas selvas. Esta destrucción no sólo tiene consecuencias ecológicas negativas sino que pone en peligro la preservación de los conocimientos ancestrales de estas etnias que se han adaptado en forma admirable al medio ambiente complejo de la selva.
Más aún, el país en su conjunto está sufriendo de un gran malestar social debido a las demandas económicas y políticas insatisfechas de mucha gente que fue engañada por los gobiernos corruptos anteriores. Éstos llegaron a estar implicados en el negocio muy lucrativo de narcotráfico como un mecanismo para consolidar su poder político. Aunque el actual gobierno está haciendo esfuerzos para combatir esta plaga hay demasiado poder financiero en las manos de los mafiosos que hace que actualmente se esté perdiendo la batalla. Puesto que el negocio turístico puede absorber buena parte de la mano de obra que ahora está involucrada en las actividades depredadoras, estamos muy interesados en promover esta actividad como un medio para contrarrestar las fuerzas negativas que están destruyendo nuestro país. Un valiente combatiente contra las fuerzas del mal en la selva central es nuestro amigo, el fraile Franciscano Mariano Gagnon. En nuestra sección de Textos ofrecemos su libro "Guerreros en el Paraíso" en formato electrónico. Este libro refleja la lucha dramática entre 1984 y 1990 de las comunidades nativas Asháninkas contra el terrorismo, la depredación de su medio ambiente y el narcotráfico, lucha que hasta hoy persiste y que lamentablemente se está perdiendo hasta ahora por la falta de una estrategia adecuada de desarrollo.